Se modificó el Juicio de Nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa

Ante la publicación de un decreto en el Diario Oficial de la Federación el pasado 13 de Junio de 2016, se modificó el Juicio de Nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, dio a conocer el Lic. Jorge Alberto Pickett Corona.

El fiscalista señaló que en la reforma que modifica la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo se agiliza el juicio de nulidad, que es uno de los medios de defensa que tienen los contribuyentes y que se ventila ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

- Publicidad-

“Actualmente el Juicio de Nulidad es el medio de defensa en el que más confían los contribuyentes y los abogados litigantes, pues es resuelto por un tribunal imparcial y que goza de pleno conocimiento del área fiscal y administrativa,” puntualizó.

Dentro de la reforma, indicó Pickett Corona, se reducen los términos para la interposición de la demanda, acotándolos a 30 días en lugar de 45 días hábiles, así como la ampliación de la misma, de 20 días a 10 días hábiles, hecho que originará una impartición de justicia mucho más breve y expedita, tal y como lo establece el artículo 17 constitucional.

En ese sentido, el fiscalista destacó que los magistrados deberán de emitir sus sentencias en un término no mayor a 45 días una vez cerrada la instrucción, lo que generará una impartición todavía más pronta.

- Publicidad -

Dentro de las otras situaciones que se reformaron es lo relativo a las notificaciones, mismas que se efectuarán a través de medios electrónicos, situación que ahorrará tiempo y papel, tanto para el tribunal, como para los abogados patronos y autoridades fiscales.

En ese orden de ideas, también se reformó lo relativo a las medidas cautelares y suspensión, otorgando mayor certeza jurídica a los contribuyentes, lo anterior con la finalidad de que los contribuyentes puedan proteger sus bienes tutelados y patrimonio, argumentó.

- Publicidad -

“Definitivamente vemos una buena reforma que trae consigo un sinnúmero de beneficios para los contribuyentes que deseen buscar este medio de impugnación en materia fiscal ante tantos actos ilegales y arbitrarios por parte de las autoridades fiscales” concluyó.