UNAM pone en marcha acciones de respaldo a estudiantes mexicanos en EU

CIUDAD DE MEXICO (apro).- En respuesta a la “constante embestida” del presidente estadounidense contra los mexicanos, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció que ya trabaja en una estrategia de respaldo a los sectores más vulnerables ante las amenazas de Donald Trump, principalmente estudiantes de origen mexicano que pudieran ser expulsados de Estados Unidos.

En voz de su rector, Enrique Graue Wiechers, se difundió que la Universidad Nacional ha diseñado una serie de medidas a implementar a la mayor brevedad.

En el marco del acto conmemorativo “México a 100 años de su Constitución”, el rector fijó su postura:

“Esta conmemoración llega en momentos tensos y polarizados, de incertidumbre e inestabilidad política y social. No sólo por la indignación ante la inseguridad, la impunidad y la corrupción en la que hemos caído, sino por los vientos de intolerancia y xenofobia que nos llegan por parte del actual presidente norteamericano en forma de decretos, declaraciones e impensados tuits.

“En las últimas semanas hemos visto cómo nuestro país ha sido víctima de amenazas que victimizan a nuestros connacionales, lastiman nuestra economía y atentan contra la dignidad de los mexicanos”, protestó Graue.

La prioridad de la UNAM, continuó, será atender a los estudiantes que pudieran ser deportados o que se vean imposibilitados de continuar sus estudios al norte de la frontera.

“En caso de que los estudiantes mexicanos se vean en dificultades para continuar sus estudios, que nos los hagan saber a fin de recibirlos ya sea en nuestra casa de estudios o servir como puente de unión con otras instituciones de educación superior para que estos estudiantes puedan continuar con sus estudios en nuestra nación y poder cumplir sus sueños, metas e ilusiones”, dijo, y enumeró sus acciones.

1. Se envió una carta a las 39 universidades estadunidenses con las que se tienen convenios vigentes invitándolas a que, en caso de que los estudiantes mexicanos se vean en dificultades para continuar sus estudios, hagan contacto con la UNAM a fin de recibirlos, o bien, para servir de puente con las universidades incorporadas o del interior de la República. El objetivo es que los alumnos deportados puedan continuar sus estudios y el país no se quede sin su potencial intelectual.

2. Se mandó una misiva a la Asociación de Universidades Públicas (APLU, por sus siglas en inglés), para agradecer la solidaridad que sus 139 instituciones miembro han manifestado ante las medidas discriminatorias y xenofóbicas del actual gobierno de Estados Unidos y, al mismo tiempo, ofrecerles el apoyo de la UNAM a los jóvenes que se encuentren en condiciones de vulnerabilidad migratoria.

3. La Secretaría General, la Oficina de la Abogada General y la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios (DGIRE) propondrán al Consejo Universitario mecanismos y medidas para evitar trámites excesivos que, en circunstancias como las presentes, sean difíciles de cumplir para su incorporación a los diferentes niveles educativos.

4. Se invitará a todas las universidades autónomas de la República Mexicana a que se sumen a estas medidas que eventualmente se aprueben. “Estoy seguro de que, entre todos, crearemos la oferta educativa necesaria para apoyar la reintegración de esos estudiantes”, dijo el rector.

5. El Programa para el Apoyo de los Mexicanos en el Extranjero (PAME-UNAM) convocó, para el próximo viernes 24, a todas las sedes que tiene la UNAM en la Unión Americana –Los Ángeles, Tucson, San Antonio, Chicago y Seattle–, a una reunión en la sede de Seattle para discutir, acordar y articular las medidas necesarias.

6. En la edición de hoy de la Gaceta UNAM, añadió Graue, se publica la creación del reconocimiento Alfonso García Robles, que lleva el nombre de nuestro Premio Nobel de la Paz, y cuya finalidad será reconocer a alcaldes, gobernadores, agrupaciones e instituciones de educación superior que se opongan a la xenofobia e intolerancia del actual gobierno estadunidense, y que actúen en favor de los derechos humanos de nuestros connacionales.

7. El secretario general de la UNAM y los distintos coordinadores, integrarán grupos de trabajo para que hagan aportaciones en temas, como: Nuevas estrategias de desarrollo económico; Seguridad alimentaria; Explotación pesquera; Participación ciudadana; Política de Estado para seguridad y justicia; México y sus relaciones con el mundo, y Políticas migratorias, así como Educación media superior y superior; Ciencia, tecnología e innovación; Igualdad de género, tolerancia y diversidad; Diversificación de las relaciones comerciales; Cambio climático y sus consecuencias, y en las áreas del conocimiento en donde sea importante que la UNAM se manifieste para propiciar un futuro estable, próspero y justo para nuestra nación

Finalmente, Graue aseguró que la Universidad “no puede estar al margen del conflicto” y, dentro de sus capacidades, actuará en consecuencia.